Piscina tubular

Elegir una piscina tubular para nadar significa elegir la practicidad. ¿De vez en cuando quieres darte un chapuzón sin “perforar” tu jardín y, además, no eres un gran manitas? Pues la piscina tubular está hecha para ti. Efectivamente, fácil de montar y desmontar, sólo hay que buscar un lugar soleado, extender el liner, montar los tubos, llenar la piscina y listo. Tienes tu piscina de tamaño razonable en tu jardín disponible durante todo el verano para tu familia. Añade algunos accesorios como escalera, filtros y obtendrás una piscina tubular que no tendrá nada que envidiar a ciertos modelos enterrados.
Mostrando 1-15 de 15 artículo(s)

Filtrer

Forma
Profundidad
Precio
Filtrar
Producto agregado a la lista de deseos